La industria de los suplementos es un negocio inmenso, lleno de exageraciones y con frecuencia engaños. Algunos gastan más dinero en suplementos que en alimentos, y en muchas ocasiones están desperdiciando su dinero. Los suplementos que realmente funcionan son pocos, y su efecto es generalmente pequeño.

Ningún suplemento puede compensar carencias en estos tres pilares. Sin embargo, si estos tres elementos básicos los tienes bien controlados, ciertos suplementos en las dosis adecuadas te ayudarán a lograr tus objetivos.

¿Cuándo es necesario acudir a los suplementos deportivos?

La suplementación debe ser un complemento, no hay que olvidar que la base para que el organismo obtenga los macronutrientes y micronutrientes necesarios, es una alimentación saludable y suficiente que cubra los requerimientos y necesidades de cada persona. La clave para obtener resultados deportivos, como por ejemplo puede ser ganar masa muscular, está en un entrenamiento de calidad, una buena dieta deportiva y un descanso (horas de sueño) suficiente y reparador.

El cuándo acudir a la suplementación dependerá del tipo de ejercicio físico o deporte que practiques. En deportes de alta intensidad, resistencia y larga duración o también en deportes intermitentes como son los deportes de equipo, donde la exigencia física es alta, es imprescindible tomar bebida deportiva mayoritariamente en forma de bebida isotónica para hidratarte. La hidratación con esta bebida deportiva permitirá aportar energía en forma de hidratos de carbono y lo más importante, reponer los minerales que se pierden con el sudor, principalmente el sodio.

¿Todos los suplementos deportivos dan resultado?

Algunos de estos productos están avalados por la evidencia científica como eficaces y seguros. En otros, la evidencia científica demuestra que son claramente ineficaces o incluso perjudiciales e incluso en muchos casos no existen estudios o los que hay no son concluyentes (Fuente: Ayudas Ergogénicas Nutricionales para las personas que realizan Ejercicio Físico. Documento de Consenso de la Federación Española de Medicina del Deporte, 2012). Por ello, resulta fundamental el asesoramiento a la hora de elegir un suplemento deportivo, y de un seguimiento y supervisión durante la toma del mismo.

Suplementos para deportes de fuerza

  • Proteína whey o de suero de leche: Es el suplemento estrella en todos los gimnasios, muchas de las personas lo toman durante o al finalizar su entrenamiento creyendo que así aumentaran su masa muscular, pero como todo suplemento hay que saber por qué y para qué se está tomando y cómo es la alimentación que se está haciendo en el día a día.
  • Bcaa’s, aminoácidos ramificados, leucina, isoleucina y valina; La suplementación con estos aminoácidos podría disminuir el daño que sufren las fibras musculares en el ejercicio intenso y retrasar la fatiga pero las evidencias son pocas respecto a los beneficios que podrían aportar si la persona ya está siguiendo una dieta adecuada.
  • Creatinaeste :compuesto lo fabrica nuestro organismo a partir de la arginina, la glicina y la metionina, alimentos como la carne y el pescado, aportan algo de creatina. El suplemento de creatina ha demostrado efectos beneficiosos en deportes de fuerza y velocidad, es decir en aquellos ejercicios de alta intensidad, explosividad y corta duración que necesitan del sistema de energía ATP-fosfocreatina y en los que se tiene como objetivo aumentar la masa muscular y trabajar la fuerza. Se puede tomar tanto antes como después del entrenamiento.
  • HMB (hidroximetibutirato)es un metabolito que se forma a partir del aminoácido leucina. Mejora la síntesis proteica, podría ayudar a aumentar la fuerza y también puede mejorar el daño muscular que se genera en actividades deportivas, principalmente en aquellas donde hay una gran carga de trabajo de fuerza muscular.

Otros suplementos

  • Cafeína :Con su efecto de estimulación en el sistema nervioso central tiene efectos positivos en ejercicios de larga duración y sobre todo en aquellos ejercicios que se sitúan en el 70-80% del VO2máx. Por sus posibles efectos secundarios (nerviosismo, palpitaciones…) la dosis recomendada es moderada o baja y siempre se debe valorar la tolerancia individual de cada uno.
  • Vitaminas y minerales: Hay deportistas que toman polivitamínicos sin ninguna supervisión profesional médica con la creencia de que así mejoraran su rendimiento o la función del sistema inmunitario. Hay que decir que estos micronutrientes necesarios para el correcto funcionamiento del organismo los obtenemos de manera natural y con mayor biodisponibilidad realizando una alimentación variada y equilibrada y no a través de suplementos. Es más, un exceso de estos mediante suplementos puede resultar negativo y perjudicial, por lo tanto si se toman debe ser bajo supervisión médica, como es el caso de la suplementación con hierro.
  • Probióticos: Se han observado algunas evidencias positivas de cómo los deportistas podrían beneficiarse de los probióticos (microorganismos vivos que equilibran la microbiota intestinal) y tener un impacto positivo en su salud intestinal y por lo tanto, en su salud general. Esto es algo a tener en cuenta principalmente en los deportistas de pruebas de resistencia donde es habitual que algunos de ellos sufran de molestias gastrointestinales y ello condicione su rendimiento. Alimentos probióticos son el kéfir, el yogur y la col fermentada (chucrut) entre otros.
Open chat
1
Necesitas ayuda!
Hola
En que te puedo ayudar!